¿Cuáles son las creencias en relación con las Personas con Discapacidad?

PDF Imprimir Correo

Estos mitos o creencias erróneas se convierten en barreras para su participación y aprendizaje, pues determinan nuestras actitudes, y, por lo tanto nuestras formas de actuación frente a ellos.

• No pueden vivir solas.
• Merecen compasión.
• No pueden valerse por sí mismas.
• Están malditas, la discapacidad es algo malo.
• No pueden aprender ni ir a la escuela.

• Es mejor que se queden en casa.
• Nunca serán capaces de trabajar.
• Necesitan que se las cure.
• No pueden practicar deportes.
• Nunca se casarán ni tendrán descendencia.
• Son idiotas.
• No son sexualmente activas.
• Nunca se convierten en adultos.
• No tienen fortalezas.
• Tienen una enfermedad, no una condición de vida.
• Tienen pocas posibilidades de ser productivos.

(Human Rights, 2007)

En la educación primordialmente existe la concepción de homogeneidad para los procesos de aprendizaje enseñanza y en ésta no hay un espacio para las personas con discapacidad que se salen del “parámetro” y se suele pensar acerca de ellas que:

• Requieren de un manejo tan especializado que no es posible  participar con otros "supuestamente" normales.
• Requieren un desarrollo y desempeño en espacios distintos,  con estrategias muy particulares centradas en los déficits.
• No comprenden lo que les sucede,  no se dan cuenta de nada,  no pueden pensar,  no pueden decidir por sí mismos,  no es posible construir un proyecto de vida que respete el estatus de edad (principalmente en el caso de las personas con discapacidad intelectual).
• Todos requieren los mismos apoyos independientemente de las  características individuales.

Última actualización en Lunes, 28 de Febrero de 2011 19:11